Cláusula de sumisión, obligación contractual…

clausulasumision_cover
El pasado viernes, de nuevo un artículo sobre arbitraje llegó a nuestras manos (sección “Asesores de Empresas”-Expansión, 24 de julio de 2009). Esta vez se trata de la, a veces maltratada, cláusula de sumisión.

El titular “Quien ignora la cláusula de sumisión, paga” encabeza una información que explica como, hasta el momento, “las cláusulas de sumisión han sido generalmente consideradas como de carácter menor o accesorio en la economía del contrato, con trascendencia puramente procesal, por lo que su incumplimiento debía únicamente recibir como sanción, en su caso, el pago de las costas de la declinatoria”.

Por ello, tal y como explica la información, la sentencia del Tribunal Supremo de 12 de enero de 2009 establece que “las cláusulas de sumisión son tan obligatorias como las restantes cláusulas del contrato”. La consecuencia, por tanto, es que “quien incumple la sumisión debe indemnizar a la otra parte por los daños que le haya causado, que pueden llegar a ser muy cuantiosos”.

Ya que no hemos podido encontrar tan interesante artículo de opinión en el universo web, transcribimos, casi literalmente el texto de López de Argumedo, socio de Uría Menéndez, en relación con un asunto, resuelto por el Alto Tribunal, en el que las partes sometían sus conflictos a tribunales de arbitraje: “Una de ellas, sin embargo, prefirió eludir la sumisión y presentó una demanda ante los tribunales de Florida, reclamando una indemnización por importe de 455 millones de dólares, parte de ellos en concepto de daños punitivos.

La parte cumplidora, sobre la base de la cláusula de sumisión, objetó la jurisdicción de los Tribunales de Florida (objeción que fue estimada, si bien imposición de costas) y presentó a continuación una reclamación…”. El pago de los daños que le había ocasionado litigar en un foro distinto al pactado ascendió a 869.000 dólares.

A continuación, el artículo expone como el Alto Tribunal subraya particularmente que “la elección del Derecho aplicable y del fuero competente pueden haber sido decisivos para […] establecer la relación, con clara trascendencia en la economía contractual”.

Si quieres consultar el artículo completo, pincha a continuación:

Quien ignora la cláusula de sumision, paga. Álvaro López de Argumedo, Opinión-Expansión, 24 de julio de 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s