El arbitraje gana enteros frente a la Ley de Desahucio Exprés

Bloque de viviendasLa llamada “ley de desahucio exprés” no ha dado los resultados apetecidos, ya que se ha topado con serios obstáculos materiales a la hora de su aplicación.

Según lo publicado por El Mundo hace dos días, la congestión de la justicia ordinaria funciona como tapón e impide, en la mayoría de los casos, que la resolución del conflicto se lleve a cabo en un plazo inferior a los siete meses. En cuanto a los costes, desalojar a un inquilino supera los 1.000 euros, a los que habrá que sumar las cuotas de alquiler que haya dejado de abonar. La actual crisis económica agrava aún más la situación, el número de denuncias por impagos ha aumentado en un 30%.

En la otra cara de la moneda tenemos al arbitraje, que sigue siendo una alternativa que proporciona una solución rápida y de calidad (siempre que sea de derecho), al mismo tiempo que contribuye al alivio de la carga de los tribunales.

Según los datos de la Asociación Europea de Arbitraje, Aeade, el arbitraje, que además funciona como herramienta preventiva de conflictos, permite que los propietarios recuperen sus viviendas en una media de cuatro meses.

Fuente: El Mundo y elaboración propia.

Anuncios

6 pensamientos en “El arbitraje gana enteros frente a la Ley de Desahucio Exprés

  1. Esta afirmación es falsa porque el arbitraje posteriormente debe ser convalidado por un juez y su ejecución puede demorarse más que un desahucio judicial que los jueces lo tienen más por la mano, además que algunos juzgados no aceptan que un árbitro privado resuelva sobre asuntos que afectan al derecho a la vivienda.

    • Son datos objetivos que el plazo medio para tener un laudo en un arbitraje Aeade en materia de arrendamientos es de 30-40 días y con los datos derivados de los autos despachando ejecución en esta materia sobre los que Aeade tiene conocimiento, podemos establecer una media de 4 meses desde la interposición de la demanda arbitral hasta el lanzamiento.

      Algunas aclaraciones: como cualquier sentencia dictada en la jurisdicción ordinaria que no se cumple voluntariamente por la parte condenada, los laudos, sentencias con fuerza ejecutiva y firmes, han de ser ejecutados forzosamente ante el Juzgado de 1ª Instancia que corresponda, lo que no supone, en absoluto, la “convalidación” ni de la sentencia ni del laudo, en su caso. El juez, único en nuestro ordenamiento con poder para hacerlo, ordena que se cumpla lo laudeado, señalando día y hora para el lanzamiento y ordenando el embargo de bienes por las cantidades adeudadas. Por supuesto, dependerá del juzgado en el que recaiga la ejecución que ésta vaya más o menos rápida.

      Por otro lado, no podemos negar que existe una minoría de jueces (menos de una docena) que, erróneamente, deciden no despachar por materia indisponible, lo que no se puede plantear como un punto negro del arbitraje propiamente, aunque le afecta, si no como un defecto de la jurisdicción ordinaria, máxime teniendo en cuenta que la jurisprudencia es clara y definitiva al establecer la validez del arbitraje de derecho en materia de arrendamientos, siempre y cuando se respeten los derechos legales del inquilino, en especial, la enervación y se dicte el laudo en el lugar donde se encuentra el inmueble arrendado, cual es el caso de los arbitrajes de Aeade en esta materia y no así los de otras instituciones.

      • Entiendo entonces que tienen árbitros en todos los partidos judiciales de España, de modo que si el inmueble a desahuciar está en Ocaña, el arbitraje y laudo pueda realizarse en Ocaña.

        Tampoco estaría mal que pusieran alguna sentencia de convalidación de laudos arbitrales en materia de desahucios, porque hasta ahora solo se ven de lo contrario.

        Asimismo lo que les puedo decir es que no he conocido a nadie que le haya funcionado el arbitraje en esta materia, y por contra he conocido a MUCHA gente que con esta historia se han pasado más de un año esperando a que algo ocurriera, hasta que han tenido que recurrir al procedimiento judicial de toda la vida.

        Por cierto, 4 meses es también la media de lo que suelen tardar también los tribunales, incluso a veces menos.

        Sinceramente, creo que con esto están desvirtuando el sentido original del arbitraje, que es cuando dos personas tienen un discrepancia, se someten a un tercero para que resuelva sobre dicha discrepancia, pero siempre y cuando tengan voluntad de cumplir con lo resuelto, pero en este caso tenemos un inquilino que no niega su obligación de pago, simplemente no paga, así que el arbitraje aquí es algo no funciona mucho.

      • Por supuesto que un árbitro puede actuar en todo el territorio nacional y dictar un laudo en Ocaña, si fuera el caso, aun siendo él de Sevilla, estando la sede institucional en Madrid y celebrándose una prueba en Soria. En arbitraje rige el principio de deslocalización.

        Lamentamos su mala experiencia que, gracias a Dios, no se puede generalizar porque es minoritaria. El arbitraje es una opción, puede utilizarlo o no libremente. Nuestra experiencia y conocimiento nos lleva a recomendarlo y a trabajar en su aplicación de la forma más profesional y a difundirlo y darlo a conocer a través de todos los medios a nuestro alcance; le recomendamos el I Programa Superior On line de Arbitraje y Mediación Comercial Nacional e Internacional o el VII Curso de Especialización en Arbitraje de la Universidad Rey Juan Carlos .

        Puede consultar estos autos despachando ejecución: 1, 2 y 3, que no sentencias de convalidación de laudos en materia de arrendamientos, figura jurídica inexistente.

  2. Es de agradecer sus explicaciones y los documentos adjuntados, pero todavía añaden más dudas e inseguridad jurídica, y lamento decirle que no voy a hacer un curso de 2.000€ para solventarlas.

    En primer lugar decirles que vistos los 3 documentos adjuntos, si tenemos en cuenta que el árbitro se toma un mes para resolver, desde que entra el asunto en la corte de arbitraje hasta que se termina lanzando al inquilino, pasan 6 meses y medio en dos de los casos mostrados y 4 y medio en otro, mientras que judicialmente la media puede estar alrededor los 4-5 meses, y encima sin el riesgo de que a uno le toque uno de esos “poquísimos” jueces que se niega a ejecutar estos laudos. Además que dichos laudos no dicen que se deban abonar las rentas que se generen hasta el mismo día del lanzamiento, sino que pone una cifra cerrada.

    Sinceramente, como abogado, preferiría tener que defender a un inquilino moroso al que intentan lanzar mediante la ejecución de un laudo arbitral, puesto que estoy seguro que encontraría mil modos de pararlo o retrasarlo, mediante recursos y alegando vulneración de derechos constitucionales, mientras que en el desahucio judicial, para recurrir hay que consignar el dinero de las rentas, además que el procedimiento tiene una previsión legal específica, lo que genera mayor seguridad jurídica.

    Es decir, el procedimiento arbitral no es más corto, no es más barato porque hay que contratar igualmente abogado y procurador y encima el resultado es más incierto.

    Insisto, el arbitraje es un método de resolución de conflictos muy bueno, pero solo cuando ambas partes tienen voluntad de cumplir el laudo. Si luego hay que acudir a la jurisdicción ordinaria con total seguridad, como es el caso de los desahucios, creo que es un mal negocio.

    Un saludo

    • No vamos a mantener un debate inerte dadas las encontradas opiniones y posiciones. Está claro que desde nuestro punto de vista y experiencia el arbitraje es la mejor solución a este tipo de controversias. Es cierto que existen salvedades, pero, desde los datos de nuestro trabajo, podemos asegurarle que ni uno solo de los laudos en los que la administradora del arbitraje era la Asociación Europea de Arbitraje (Aeade) fue anulado en 2010 y que la media de resolución rondó los tres/cuatro meses (aunque es cierto que en algún caso se alarga dependiendo del despacho de ejecución del juzgado).

      Desde aquí no tratamos de convencer a nadie, sino de servir de canal comunicador, informador, solventador de dudas… en el mundo del arbitraje, figura en la que creemos y, por ello, administramos con profesionalidad, responsabilidad y eficacia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s