Rusia exige que EEUU le devuelva siete libros de la Biblioteca Schneerson

Un tribunal de Moscú ordenó que EEUU devuelva a Rusia siete títulos de la llamada Biblioteca Schneerson, colección de antiguos libros y documentos que son sagrados para los jasidíes.

El Tribunal de Arbitraje de Moscú avaló con este veredicto la demanda del Ministerio ruso de Cultura y de la Biblioteca Nacional de Rusia (RGB) contra EEUU y la Biblioteca del Congreso de EEUU.

A petición de los demandantes dispuso que el incumplimiento del veredicto se castigue con una multa de 50.000 dólares diarios. Se trata de una resolución en primera instancia que aún no ha entrado en vigor y admite el recurso de apelación.

El juicio se llevó a cabo en ausencia de la parte demandada a la que se había mandado la debida notificación.

La directora de Comunicaciones de la Biblioteca del Congreso de EEUU, Gayle Osterberg, aseguró anteriormente que esta entidad no ha cometido ninguna infracción con respecto a los libros de Biblioteca Schneerson.

La RGB envió siete libros de esta colección a EEUU en 1994, acorde a la práctica del préstamo interbibliotecario. En marzo de 2013 exigió su devolución, sin resultado hasta la fecha. Actualmente, los libros están en posesión de la ONG estadounidense Agudas Chasidei Chabad.

La Biblioteca Schneerson, que incluye unos 12.000 libros y 50.000 documentos antiguos fue recopilada a principios del siglo XX por el rabí Iosef Itzjak Schneerson, líder espiritual de la comunidad jasidí de Lubavitch, en el territorio de la actual Bielorrusia. Schneerson creó su biblioteca a partir de una colección que se remonta a 1772. Para los jasidíes, son libros sagrados.

Una parte de la colección fue nacionalizada en 1918. La otra se vio en Letonia y luego en Polonia después de que su propietario fuera deportado de la URSS, en 1927. Al empezar la Segunda Guerra Mundial, los libros fueron trasladados a Alemania, y en 1945, recuperados por el Ejército Rojo.

Schneerson murió en 1950 sin dejar instrucciones acerca de la colección.

En julio de 2011, un tribunal estadounidense ordenó el traspaso de estos libros a la organización Jabad Lubavitch que desde la década de 1990 lucha por su recuperación. El veredicto, fuertemente criticado por Moscú, frenó el intercambio cultural entre Rusia y EEUU. Grandes museos rusos como la Galería Tretiakov o el Hermitage desistieron de exhibir sus obras en EEUU por miedo a un embargo. Por el mismo motivo se cancelaron las visitas del velero ruso “Nadezhda” a los puertos de Honolulu, en las Hawái, y San Francisco, en California, en octubre de 2011.

En enero de 2012, un tribunal de EEUU impuso al Gobierno ruso una multa de 50.000 dólares diarios hasta que traspase a Jabad Lubavitch la Biblioteca Schneerson. Por su parte, Moscú amenazó con una respuesta drástica y dejó claro que no negociará el futuro de la colección hasta que se anule la resolución judicial de julio de 2011.

El presidente ruso, Vladímir Putin, sugirió en febrero de 2013 emplazar la disputada colección en el Museo Judío de Moscú, uno de los mayores del mundo.

Fuente: La Voz de Rusia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s