El sector TIC y el arbitraje: un debate para árbitros y abogados de empresa

El próximo 26 de enero tendrá lugar la tercera jornada del Ciclo Empresa y Arbitraje: Arbitraje y Sector TIC, a través de la siguiente información se da una perspectiva general del sector en relación con la problemática de sus conflictos.
Sigue leyendo

Acuerdo entre Gas Natural Fenosa y Qatargas acerca del suministro de gas

Gas Natural Fenosa ha alcanzado un acuerdo con su suministrador Qatar Liquified Gas Company Limited acerca del precio del gas, con lo que ambas empresas dan por cerrado el procedimiento arbitral iniciado hace menos de dos años, según la información remitida por el grupo español a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con este arreglo entre las par­tes, se re­suelve uno de los prin­ci­pales li­ti­gios para la com­pañía pre­si­dida por Salvador Gabarró, en el que ambas em­presas re­cla­maban mo­di­fi­ca­ciones al alza o a la baja en el precio del gas re­co­gido en el con­trato por veinte años fir­mado en 2004.

Tras un pe­riodo de ne­go­cia­ción acerca de la re­vi­sión del precio de este con­trato, la com­pañía es­pa­ñola había de­ci­dido ini­ciar un ar­bi­traje para fijar el precio del gas que le su­mi­nis­traba Qatargas. En ese pro­ce­di­miento, Gas Natural Fenosa re­cla­maba un aba­ra­ta­miento.

Esta ini­cia­tiva fue con­tes­tada por el su­mi­nis­tra­dor, que re­clamó a su vez una re­con­ven­ción del con­trato y una subida de pre­cios. En la do­cu­men­ta­ción re­mi­tida a la CNMV co­rres­pon­diente al ejer­cicio 2012, Gas Natural Fenosa in­for­maba de que el ar­bi­traje se en­con­traba en una fase ini­cial.

Por otro lado, la com­pañía ex­plica que desde el pa­sado 1 de julio ha que­dado com­ple­tada la se­gre­ga­ción de sus ramas de ac­ti­vidad de ge­ne­ra­ción de elec­tri­cidad de origen hi­dráu­lico y tér­mico no nu­clear.

Estas ac­ti­vi­da­des, antes rea­li­zadas a través de la so­ciedad Gas Natural SDG, han sido asu­midas a partir de ahora por la so­ciedad Gas Natural Fenosa Generación.

Junto a esto, re­cuerda que en mayo de este año el Tribunal de Palermo asumió de forma pre­ven­tivba la ad­mi­nis­tra­ción ju­di­cial de tres fi­liales en Italia. La ac­tua­ción “no ha afec­tado a la si­tua­ción de con­trol” de estas em­pre­sas, ya que la ad­mi­nis­tra­ción ju­di­cial tiene ca­rácter tem­poral y tiene como ob­je­tivo evitar la in­fil­tra­ción del crimen or­ga­ni­zado, ex­plica.

Retribuciones del conse­jo

La com­pañía tam­bién in­forma de las re­tri­bu­ciones de su con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción y de su con­se­jero de­le­gado, Rafael Villaseca, du­rante el primer se­mestre del año.

Los con­se­jeros re­ci­bieron du­rante el primer se­mestre 2,22 mi­llones de eu­ros, el mismo im­porte que en el mismo pe­riodo del ejer­cicio an­te­rior, mien­tras que Villaseca ob­tuvo 1,54 mi­llones por el desem­peño de sus fun­cio­nes, cerca de 50.000 euros más que un año an­tes.

Fuente: Capital Madrid

Las lecciones que las Bitcoin pueden aprender del arbitraje internacional

bitcoinsLas monedas virtuales o cripto-monedas, con BitCoin a la cabeza (o BTC, ya que este acrónimo identifica tanto a esta como al resto de las divisas virtuales) han experimentado un importante crecimiento en su popularidad. Hasta hace poco tiempo, muy poca gente las conocía y, mucho menos aún, las utilizaba.

Pero su evolución, con todos sus beneficios y contratiempos, ha sido notable y continúa transformando el panorama financiero pero aún no ha sido reconocido por estados y gobiernos. Como consecuencia de ello, tampoco ha sido todavía ampliamente aceptado por los diversos actores involucrados en el comercio nacional e internacional.

El Arbitraje Internacional, hoy ampliamente utilizado y respetado, surgió en circunstancias similares. Por lo tanto, creo que BTC tiene mucho que aprender de esta metodología.

Cómo incorporar a BTC al sistema y lograr su aceptación por parte de los gobiernos de todo el mundo es algo que estas monedas pueden aprender del Arbitraje Internacional.

EL MODELO DEL ARBITRAJE INTERNACIONAL

Para que BTC obtenga una amplia aceptación, es necesario que se fortalezca por cuenta propia, creando reglas y procedimientos que puedan armonizar su uso. En este punto, se puede establecer una analogía con el Arbitraje Internacional, la metodología privada de resolución de disputas comerciales entre países. La comparación es posible ya que ambos nacen como alternativas privadas a mecanismos que se encontraban bajo la órbita de los gobiernos. En un caso la resolución de disputas y, en el otro, las transacciones económicas.

Durante cientos de años, el método preferido para la solución de controversias era utilizar los tribunales creados por cada país, con el juzgado designado por cada gobierno. Sin embargo, en el comercio internacional, ninguna de las partes en conflicto quería que el juez sea de un país rival. Por lo tanto, la necesidad de una alternativa a estas cortes gubernamentales fue un tribunal privado con jueces independientes, pagados por ambas partes, encargados de resolver la controversia

Pero este proceso no fue reconocido ni permitido por los Gobiernos (como sucede con BTC). De hecho, fue incluso ilegal en muchos países. Esto hacía difícil hacer cumplir las decisiones tomadas por estos tribunales privados. Reconociendo estos desafíos, las partes involucradas en el comercio internacional crearon normas, procedimientos y otros instrumentos para armonizar el sistema y también presionaron a sus gobiernos para que promulguen leyes que los legitimen. Tomó tiempo, pero ahora el Arbitraje Internacional es un método privado ampliamente aceptado para la resolución de disputas. Muchos países promulgaron leyes y estatutos que facilitan el proceso, así como también rubricaron acuerdos internacionales para el reconocimiento de los laudos arbitrales.

BTC tiene que seguir un camino similar. Aunque casi todos los países tienen su propia divisa, las monedas virtuales se han convertido en una alternativa privada a las transacciones en moneda nacional. Lograr que BTC resulte ampliamente aceptado, como lo es el arbitraje internacional, no será un proceso sencillo. La buena noticia es que ya son muchos, en todo el mundo, a quienes les gustaría lograr este objetivo. Lo que queda será crear regulaciones, alianzas y compromisos, para que el sistema puede llegar a ser universal.

El comercio internacional ha tenido éxito en la creación de un sistema de resolución de controversias completamente privado y por fuera de los tribunales establecidos por los gobiernos, pero ampliamente reconocido y aceptado por esos mismos gobiernos en todo el mundo. Lo mismo es necesario para BTC (y todas las cripto-monedas) para tener éxito: un sistema que funcione independiente de los gobiernos, pero reconocido por ellos.

Esta divisa resulta prometedora ya que estamos ante un mundo el que las monedas tradicionales (que responden a un estado en particular), están perdiendo la credibilidad que tuvieron durante siglos, la intermediación financiera es cara y obsoleta y en el que la tecnología y el mundo digital avanzan sin frenos.

Fuente: Cio América Latina

Comienzan las negociaciones del acuerdo de libre comercio e inversiones entre Unión Europea y EEUU

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos han iniciado la ronda de negociaciones para establecer un acuerdo de libre comercio e inversiones, con la ambición de avanzar en áreas como regulación o tarifas y tras cerrarse una consulta pública sobre el instrumento de solución de controversias inversor-Estado.

El equipo negociador europeo, dirigido por Ignacio García Bercero, y el estadounidense, encabezado por Dan Mullaney, iniciaron una nueva semana de trabajos en Bruselas centrada en el intercambio de bienes y servicios, reglamentación, mercados públicos, protección ambiental y de los trabajadores y energía y materias primas.

El acuerdo pretende crear la mayor zona de libre comercio del mundo (supondría el 50 % de la actividad económica global) y sentar un referente mundial con la armonización de la regulación europea y la estadounidense.

La UE y Estados Unidos iniciaron la negociación del tratado comercial y de inversiones (TTIP, en sus siglas en inglés) en julio de 2013 y, un año después, están inmersos en los trabajos técnicos en áreas como las tarifas, las inversiones o la contratación pública, un tema sobre el que aún no han intercambiado las primeras ofertas, según fuentes europeas.

Destacaron que esperan que haya nuevas propuestas sobre la mesa en esta ronda de cara a elaborar un texto de consenso para septiembre próximo sobre estándares, conformidades técnicas y normas sanitarias y fitosanitarias.

Otros asuntos que se abordarán serán los relativos a comercio y desarrollo sostenible, facilitación del comercio en aduanas o energía y las materias primas (para lo que la UE pide que haya un capítulo aparte).

Fuentes comunitarias indicaron que las partes seguirán hablando de la posibilidad de integrar los servicios financieros en el acuerdo, lo que el bloque europeo defiende.

Uno de los asuntos más polémicos para diferentes sectores es la posibilidad de que el pacto incluya un instrumento de solución de controversias inversor-Estado (ISDS, en sus siglas en inglés), que busca definir la protección de las inversiones.

Precisamente, el domingo pasado concluyó el plazo abierto por la Comisión Europea para recabar opiniones de todas las partes interesadas sobre si dicho mecanismo puede lograr un “equilibrio adecuado” entre la protección de los inversores y del derecho y la capacidad de la UE de regular en favor del interés común.

Hoy, la Oficina Medioambiental Europea (EBB, en sus siglas en inglés), la Alianza Europea de Salud Pública (EPHA) y la organización Transporte y Medioambiente (T&E) instaron en un comunicado a la Comisión -la institución que negocia este acuerdo en nombre de los veintiocho Estados comunitarios- a que excluya ese instrumento del tratado.

Estas organizaciones, miembros del grupo asesor en el TTIP en representación de la sociedad civil, afirmaron que la consulta pública sobre el mecanismo de resolución de disputas inversor-Estado es una “oportunidad clave para que la Comisión proponga un proceso totalmente transparente y que no admita comentarios anónimos o secretos”.

Insistieron en que un ISDS permite a las empresas pasar por encima de la justicia de los países y poder demandar a gobiernos directamente a través de paneles de arbitraje especiales por medidas que, a su juicio, pueden “poner en peligro” leyes diseñadas para proteger los intereses públicos.

“Mina el Estado de derecho, hace a los ciudadanos pagar por los riesgos corporativos y hace que los gobiernos no se atrevan a legislar por miedo a que (las empresas) les lleven a juicio”, señalaron en un comunicado.

Al respecto, la Asociación Europea de Consumidores (BEUC) señaló en otro comunicado que “un arbitraje secreto no forma parte en absoluto” de un acuerdo equilibrado entre los intereses públicos y privados.

BEUC hizo hincapié en otro asunto que levanta polémica en la negociación, el de la regulación de los químicos en Estados Unidos.

“Nos preocupa que tratamientos químicos como los que emplean clorina sean la solución fácil para limpiar la carne (…) La UE ha elegido un enfoque que es científicamente sólido”, indicó y, por ello, pidió que Europa “no sacrifique sus estándares de salud pública y protección de los consumidores, a cambio de negociar ventajas en el TTIP”.

Según fuentes europeas, “de ninguna manera nuestra posición sugiere debilitar las normas en ese sector”.

Una vez que el tratado entre en vigor, las partes creen que aumentaría el producto interior bruto (PIB) de la UE en 120.000 millones de euros y el de Estados Unidos en 95.000 millones.

Fuente: El Universal

Irán gana el arbitraje que mantenía con EEUU en el tribunal de La Haya después de 30 años

Después de 30 años, Irán gana un arbitraje que mantenía contra Estados Unidos en el Tribunal de Arbitraje de La Haya, según han anunciado fuentes oficiales.
Se trata de las obligaciones de Washington, en virtud de la Declaración de Argelia, de suspender las demandas jurídicas presentadas por ciudadanos o entidades del país norteamericano contra la República Islámica de Irán en tribunales estadounidenses.

De acuerdo con el artículo 7 de la Declaración de Argelia, firmado el 19 de enero de 1981, ni los tribunales de EE.UU. ni los de Irán tienen competencia para emitir sentencias sobre litigios entre ambos países.

Sin embargo, en aquel entonces, Irán acusó a EE.UU. de violar en un caso la citada declaración y pidió una indemnización.

El Tribunal de Arbitraje de La Haya ha emitido recientemente un dictamen en el que ha declarado culpable a EE.UU. y le ha condenado a pagar una multa de 842 mil dólares a Irán.

Con la mediación de Argelia y en el marco de la declaración sellada en este país, se puso fin a las cuestiones relacionadas a la toma de la embajada de Estados Unidos en Teherán, en noviembre de 1979.

Fuente: HispanTv

¿En qué consiste el pacto arbitral ficto?

“Pacto arbitral ficto”: una de las innovaciones más relevantes de la actual legislación arbitral colombiana.

Se trata de una herramienta que permitirá un mayor dinamismo del arbitraje y que promete sobrepasar algunos obstáculos, concretamente formales, de su práctica.

En el arbitraje las partes pueden, por voluntad, retirar la jurisdicción ordinaria para dársela a uno o varios particulares llamados “árbitros” quienes resolverán en derecho un determinado conflicto. Esta figura, sin duda, tiene sus ventajas frente a la cada vez más congestionada administración de justicia.

Para ello es necesario, que las diferentes partes del proceso consientan someterse al arbitraje mediante la demostración de la existencia de un acuerdo en la forma bien de “cláusula de compromiso”.

Hasta ahora, la demostración del acuerdo o pacto arbitral solo era posible presentando prueba documental de dicha voluntad. El nuevo estatuto arbitral, con la introducción del “pacto arbitral ficto”, introduce una suerte de flexibilización en la prueba del acuerdo arbitral, lo que permite llegar al arbitraje incluso sin la necesidad de contar con prueba escrita de la cláusula compromisoria o del compromiso, como hasta hace poco parecía imponerse.

En base al artículo 3º del actual estatuto arbitral, basta afirmar ante un juez o ante un centro de arbitraje que existe un pacto arbitral para que se entienda probada la existencia de ese pacto. Ahora, si ninguna de las partes lo niega expresamente al momento de la contestación de la demanda, se entenderá que ambos han entendido probada la existencia del pacto, sin necesidad de prueba adicional.

No obstantes, a pesar de las evidentes ventajas del “pacto arbitral ficto” -al menos en lo que respecta al intento de “relajar” la prueba del acuerdo arbitral-, la figura ofrece en sí misma un sinnúmero de retos tanto para la institución del arbitraje como para la salvaguarda de la voluntad de las partes, considerada desde siempre su columna vertebral.

Por ejemplo, si las partes no pactaron arbitramento y al momento de contestar el demandado omite hacer manifestación al respecto, ¿podría posteriormente objetarse la existencia del pacto arbitral en el que el demandante dice basarse pero que jamás existió? En los términos en los que está redactado el artículo 3º, la respuesta pareciera ser no. Si el demandado no hizo manifestación alguna sobre la inexistencia del pacto, se entendería que el mismo quedó probado y, en consecuencia, que las partes desplazaron la competencia del juez a los árbitros. No obstante, no puede menos que rechazarse tal interpretación.

La simple ausencia de manifestación del demandado no es posible -en mi opinión- restringírsele a este la demostración posterior de que tal acuerdo jamás existió. Decir lo contrario implicaría no solo desconocer la voluntad de las partes -esencia del arbitramento-, sino que además llevaría al absurdo de negar a los mismos árbitros la posibilidad de considerar que no son competentes para decidir el litigio si encuentran que, en efecto, jamás existió acuerdo o pacto arbitral.

Faltará ver cómo los jueces y los tribunales arbitrales interpretan la existencia de la figura del “pacto ficto”; más importante aún, de qué forma la articulan con la volunta de las partes, históricamente la esencia y columna vertebral de la  institución del arbitramento.

Fuente: La República

Belsaco se plantea iniciar un arbitraje por el contrato con Mall Plaza

La empresa Belsaco se plantea iniciar un arbitraje por el contrato firmado con Mall Plaza para la construcción del centro comercial de la filial de Falabella en la ciudad de Copiapó.

Fue en enero de este año cuando Besalco reveló que el centro comercial que la compañía está levantando en Copiapó le generaría una millonaria pérdida.

Los problemas han aparecido porque se han producido cambios en las especificaciones de obra y el alza del valor de los insumos, principalmente de la mano de obra. ¿Y quién se hace cargo?

“El arbitraje es uno de los mecanismos que se contemplan en el contrato. Ojalá podamos llegar a un acuerdo antes que a un arbitraje”, dijo a PULSO, Víctor Bezanilla, presidente de Besalco.

“Fue una suma de cosas. El proyecto lo entregaron tarde y hubo interferencia del mandante, es decir, hubo cambios importantes en relación al proyecto inicial”, indica Bezanilla, quien detalla que “se demoraron en la entrega de planos y del terreno y, adicionalmente, Copiapó es una zona en la que ha subido mucho la mano de obra”.

Pese a ello, ambas empresas se encuentran conversando para llegar a un acuerdo.

Bezanilla explica: “Hay costos financieros importantes. El solo hecho de tener que financiar una pérdida implica costos que se arrastran por un tiempo”.

Fuente: Pulso