Anglo American inicia arbitraje contra Venezuela ante el Ciadi

La minera Anglo American, con sede en Londres, ha demandado a Venezuela por la cancelación de unas concesiones, sumándose a la larga lista de empresas que han solicitado arbitraje internacional contra el país petrolero en los últimos años.

Venezuela enfrenta casi una treintena de demandas ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial, por unos 45.000 millones de dólares. Los mayores reclamos son los de las petroleras estadounidenses Exxon Mobil y ConocoPhillips.

Anglo American, una de las mayores mineras del mundo, fue propietaria del 91,4 por ciento de la mina Loma de Níquel en Venezuela hasta el año 2012 cuando el Gobierno del fallecido Hugo Chávez le canceló 13 concesiones y se negó a renovarle otras tres, según relató la firma en su sitio web.

La minera es un gran productor de diamantes, cobre, níquel, hierro, carbón y el mayor productor mundial de platino, con alrededor del 40 por ciento de la producción mundial. Además, tiene operaciones en todo el mundo.

El arbitraje fue admitido por el Ciadi el pasado jueves, pero el tribunal dependiente del Banco Mundial no dio más detalles.

En el 2012, Chávez solicitó oficialmente abandonar el Ciadi, con sede en Washington, sin embargo ello no exime al país de cumplir los fallos que emita el tribunal por casos anteriores y por todos los que se inicien hasta por un período de 10 años.

Chávez, un socialista como su sucesor Nicolás Maduro, dijo que Venezuela no aceptaría ninguna resolución del tribunal arbitral, a pesar de tener casi 30 casos pendientes.

Fuente: Notimerica

Perú busca evitar arbitraje con Bear Creek por Santa Ana

El Gobierno peruano tiene la voluntad de llegar a un acuerdo con la minera canadiense Bear Creek para evitar llegar a un arbitraje internacional por la cancelación de sus derechos sobre el proyecto de plata Santa Ana en el país andino.

El plan fue anulado en los últimos días del Gobierno del ex presidente Alan García en el 2011, tras las protestas de pobladores de la región sureña de Puno, cerca de la frontera con Bolivia, que cuestionaban su operación por temores a daños ambientales.

Bear Creek Mining Corp entregó a inicios de febrero al Gobierno del presidente Ollanta Humala “un aviso de intención” para iniciar un arbitraje internacional en virtud de un Tratado de Libre Comercio entre Perú y Canadá, firmado en el 2008 y que garantiza los derechos de los inversores en ambos países.

La empresa dijo que así se iniciaba un proceso de consulta de seis meses para resolver el tema, antes de acudir al fuero internacional en busca de la reposición de sus derechos mineros.

“Hay voluntad total del Gobierno y de la empresa de poder superar este problema que existe y que se resuelva a la brevedad y no llegar al arbitraje”, dijo el ministro de Economía, Luis Castilla, a periodistas en un evento académico.

Castilla dijo que “hay ciertos mecanismos para tratar de resolver conflictos entre el país y los inversionistas y son efectivos y entonces estamos en ese proceso”.

La compañía canadiense recibió el año pasado la aprobación de su estudio de impacto ambiental para desarrollar otro proyecto de plata en Perú, Corani, más grande que Santa Ana y que también se encuentra en Puno.

Perú es el tercer mayor productor mundial de plata y tiene a la minería como uno de los motores de su crecimiento debido a que las exportaciones de sus metales representan el 60 por ciento de los envíos totales.

Fuente: RPP Noticias

Pacific Rim y El Salvador continuarán su litigio en el Ciadi

Un tribunal internacional ha emitido una resolución a través de la que el litigio entre El Salvador y la minera Pacific Rim no continuará bajo el CAFTA (Tratado de Libre Comercio de Centroamérica y Estado Unidos), sino que pasará al Ciadi (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones).

En un comunicado, Tom Shrake, presidente de Pacific Rim, ha dicho que seguirán adelante con la demanda, en la que exigen el permiso de El Salvador para explotar la mina El Dorado (en Cabañas) más una compensación de alrededor de 120 millones de dólares.

Pacific Rim obtuvo en 2002 los permisos de exploración en la mina El Dorado, y desde esa fecha la empresa estima que ha invertido 77 millones de dólares. La defensa de El Salvador señala que la minera se limitó a entregar estudios de prefactibilidad por porciones de terreno más pequeñas de las que quería explotar.

Se estima que el asunto se extenderá en el CIADI entre 12 y 18 meses más.

 

Fuente informativa: La Prensa Gráfica