Los .com a arbitraje

https://i0.wp.com/dominioeninternet.com/wp-content/uploads/2011/05/extension-de-dominio.jpgTanto Repsol, como Mediaset se han visto envueltas recientemente en sendos arbitrajes por la propiedad de dominios .com.

En el caso de la primera, la petrolera se ha hecho con los dominios repsoloil.com, repsol-oil.com y repsols-oils.com, tras la decisión del Centro de Arbitraje y Mediación de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI).

El demandado era la propietaria de Cycle Hutt, la empresa Tammy Bohn. Principal distribuidor de las motocicletas KTM en EE.UU.. Los dominios fueron registrados en 2006, habiendo registrado Repsol YPF la marca y su diseño en EE.UU. en el año 2000.

Las website de Cycle Hut redirigían a los usuarios a su propio portal, http://www.ktm-cyclehutt.com, sin relación comercial con la española. El laudo considera “mala fe”, y retira los derechos de los dominios a favor de Repsol YPF valorando la intención de Cycle Hutt de aprovecharse de la notoriedad de la petrolera con fines comerciales.

En el caso de Mediaset, con actividad en Italia y en España y dueña de Telecinco, y en litigio por su dominio mediaset.com, la OMPI ha fallado en contra, tras considerar que la empresa demandada, que registró el dominio en marzo de 2011 alegando que media set (“conjunto de medios”, en su traducción del inglés) son términos de uso genérico, no actuó de mala fe, ya que su intención es comercializar “media sets”. Sin embargo, la OMPI entiende que si se comenzara a usar este dominio con mala fe, ello permitiría a Mediaset reabrir el caso.

La “Ley Sinde” se servirá de la mediación y el arbitraje

arbitraje-leySindeLa polémica Ley Sinde, llamada así por la anterior ministra de Cultura Ángeles González Sinde, entrará en vigor dentro de dos meses. El 31 de diciembre se ha publicado en el BOE el real decreto sobre la Comisión de Propiedad Intelectual, el cual introduce cambios respecto a los procedimientos fijados en el año 1989. La mediación y el arbitraje tendrán un papel preponderante.

La próxima Comisión de Propiedad Intelectual constará de dos secciones. La segunda se encargará de “proteger” los derechos de propiedad intelectual bajo la premisa de que quienes los vulneren lo hagan “directa o indirectamente […] con ánimo de lucro”, o que sean susceptibles de “causar un daño patrimonial al titular de tales derechos”.

Sin embargo, nos resulta de especial interés la Sección Primera. Estará formada por tres miembros (designados por el ministro de Educación, Cultura y Deporte a propuesta de los subsecretarios de los Ministerios de Justicia, Educación, Cultura y Deporte y Economía y Competitividad), quienes ejercerán labores de mediación y de arbitraje. El tribunal deberá dirimir los conflictos que surjan entre los autores y las entidades de gestión y, a su vez, entre dichas gestoras y las empresas de radiodifusión.

Su cargo tendrá una duración de tres años y será renovable sólo una vez. En cuanto a la duración de los procedimientos, está previsto que el máximo sean seis meses a partir de la admisión a trámite de la solicitud. En los casos de arbitraje el plazo podrá ampliarse en otros dos meses, siempre y cuando las partes no decidan lo contrario.

Una de las acciones de la nueva Ley es la eliminación del canon digital, una de las medidas más controvertidas sin dudas adoptadas en materia de protección de la Propiedad Intelectual.

Fuente: Diario Jurídico

López Vilas recomienda un sistema de arbitraje en caso de “refundar” la SGAE

Ramón López Vilas

Ramón López Vilas / Cinco Días

El ex magistrado Ramón López Vilas, presidente de la comisión de investigación que ha auditado a la SGAE, ha recomendado refundar la entidad y establecer un sistema de arbitraje. El objetivo es asegurar, junto con otras medidas, el correcto funcionamiento de la organización.

La SGAE de Teddy Bautista siempre ha estado en boca de todos y en los últimos tiempos, con mayor motivo. Los escándalos y la corrupción salpican a la Sociedad General de Autores y Editores. Lo último que sabemos gracias al informe de López Vilas, es que 145 millones de euros, obtenidos de la recaudación de un 4% anual de derechos de autor, están aún sin destinatario asignado.

Los asuntos turbios han llegado incluso a la casa real. La SGAE facturó al Instituto Nóos, al frente del cual estaba Iñaki Urdangarín, yerno del Rey y marido de la infanta Cristina, un total de 750.000 euros entre 2005 y 2009.

López Vila propone, además de un mecanismo de arbitraje, instaurar unas tarifas justas en caso de conflictos con clientes, un sistema de control y de calidad con los proveedores, la creación de un comité de auditoría y medios para controlar la organización a nivel interno, etcétera.

El documento no tiene, en palabras del jurista, “trascendencia jurisdiccional en sus conclusiones”, aunque no dudados de su valor informativo.

Fuente: Cinco Días

GoogleDoc.com, el arbitraje vuelve a dar la razón sobre el dominio a la empresa informática

Si hace unos días os contamos el caso de GoogleBooks, ahora la historia se repite con GoogleDoc.com. El gigante informático californiano ha recurrido de nuevo al National Arbitration Forum con motivo del nombre del dominio, que estaba en disputa. El organismo ha dictado un laudo, equivalente a una sentencia judicial, en la que da la razón al demandante contra el demandado, el ciudadano Ravi Mani con domicilio en Texas, Estados Unidos. El organismo considera que la denominación elegida por Mani se asemejaba demasiado a la de la compañía y que inducía a equívoco. Se concluyó además que se actuó de mala fe, puesto que los enlaces de la página de Mani encaminan a los internautas a resultados que nada tenían que ver con Google. El demandado, de paso, se embolsaba ganancias.

La letrada encargada de interponer la demanda ha sido, otra vez, Meredith M. Pavia. Mani por su parte no presentó ninguna respuesta al procedimiento. Esto, junto con el hecho de Google respaldó su  reclamación con suficientes elementos, inclinaron la balanza de la entidad National Arbitration Forum del lado del demandante. Es posible consultar el laudo arbitral aquí.

Recordamos que el pasado mes de junio Aeade firmó un convenio con Fundetec, con el objetivo de que los contratos de pymes y autónomos relacionados con el sector de las Nuevas Tecnologías incluyan cláusula arbitral. En este enlace podéis consultarlos y descargarlos (cesión de propiedad intelectual, hosting,housing, suministro de contenidos…).

Vía: Domain News

WIPO cancela el nombre de la web laotratpa.com

A nuestro conocimiento ha llegado que el Centro de Arbitraje y Mediación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (en inglés, World Intellectual Property Organization, WIPO) ha fallado a favor de la Televisión del Principado de Asturias (TPA). La  cadena había entrado en controversia por motivos de propiedad intelectual con una página web llamada laotratpa. Desde WIPO han dictado la cancelación del nombre porque estiman que las siglas inducen a confusión y que, además, se ha actuado de mala fe.

Esta es un prueba más de cómo el arbitraje especializado contribuye a resolver con rapidez (el laudo llegó en cuatro meses) conflictos en diferentes ámbito. También evidencia su capacidad para actuar a nivel internacional: WIPO tiene sede en Ginebra, Suiza.

La noticia ha aparecido publicada en diversos medios. La demanda fue interpuesta el pasado 5 de abril contra el registrador del dominio, residente en Oviedo y la compañía estadounidense Fast Domain Inc. WIPO valora que la secuencia “laotra” relaciona de forma directa el nombre del site con el ente asturiano, sin que el “.com” sirva para despejar las dudas el respecto.
Por otra parte, como el objetivo de la web “laotratpa” es criticar los contenidos de la cadena, concluye con que está lejos de tener “un uso legítimo y leal“.

El arbitraje da la razón a Google y le concede el dominio Googlebooks.com

Qué interesantes y curiosos resultan, sobre todo, los arbitrajes que tienen que ver con la propiedad de dominios informáticos… En este caso, hablamos de un procedimiento en el que está implicado Google…

Google ha recurrido al arbitraje administrado por la National Arbitration Forum para solucionar un litigio relacionado con su marca.

El demandado registró un dominio de Internet con el nombre Googlebooks“, aplicación de Google que te permite buscar y obtener una vista previa de publicaciones de todo el mundo. Al final, se ha dado la razón a la multinacional, que reclamaba el dominio y denunciaba que se había actuado “de mala fe”.

La abogada que ha representado a Google, Meredith M. Pavia, en su reclamación alegó que la compañía posee numerosas marcas registradas con la palabra “Google“, por lo que la denominación Googlebooks inducía a errores. Además, argumentaba que el demandado utiliza el nombre del dominio con ánimo de lucro y atrae internautas a su sitio web con el riesgo de confusión con la marca original.

Finalmente el laudo arbitral ha dado la razón al demandante y desde ahora, Googlebooks.com ha pasado a las manos de Google. Podéis consultar el laudo (decisionaquí.

La semana pasada Aeade firmó un convenio con Fundetec para que todos los contratos de pymes y autónomos relacionados con el sector TIC incluyeran la cláusula arbitral. En este enlace podéis consultarlos y descargarlos (cesión de propiedad intelectual, hosting, housing, suministro de contenidos…).

La rapidez del laudo arbitral es posible

Hoy mismo ha llegado a nuestras manos una noticia que viene a demostrar la tan alabada rapidez del sistema arbitral en comparación con la justicia ordinaria. En poco más de dos meses se dictó el laudo estimatorio por el que el Real Madrid logra el dominio de Internet bwinrealmadrid.com, en propiedad de ToroSys, alegando, entre otros, que la citada ToroSys usaba la web de mala fe en relación con una oferta de productos y servicios.

Según el artículo de Andrés Garvi, redactor de Negocio, ‘el nombre del dominio tiene una total identidad con signos sobre los que el Real Madrid y Bwin tienen derechos exclusivos de marca, previos al registro del nombre en litigio’.

Como Aeade, lo que nos gusta de esta noticia es la eficiencia demostrada del arbitraje y la prueba de que, cuando las cosas se hacen bien y con celeridad, no hay sistema que funcione mejor, sea más efectivo, menos traumático y más rápido que el arbitraje.